Isaías Profeta

E-mail Imprimir PDF

Marzo 2012

2012-03-isaias profeta_los reyes de judLos reyes de Judá

Continuamos relatando la historia de los reyes de Judá, la serie de los descendientes de quien debía nacer el Salvador.

Impiedades de Amasías

A Joás lo sucedió Amasías, el cual, por algún tiempo, observó la divina ley y fue de Dios admirablemente

favorecido. En efecto, mientras marchaba contra los idumeos, a la cabeza de un numeroso ejército, le advirtió un profeta que confía más en el socorro de Dios que en la muchedumbre de sus soldados; entonces despidió la mayor parte y, aunque trabó la batalla con muy pequeño número, derrotó al enemigo y consiguió una señalada victoria. Pero, en vez de dar gracias a Dios por ello, se enorgulleció de tal suerte, que olvidó la divina ley y se dedicó al culto de los ídolos. Queriendo Dios castigarle por sus muchas maldades, suscitó contra él guerras y rebeliones, de cuyas resultas huyó a la ciudad de Laquis, donde fue perseguido y muerto.

Ozías castigado. Joatán, justo. Acaz, impío

Ozías, hijo y sucesor de Amasías, bendecido de Dios, venció en repetidos encuentros a los filisteos, a los árabes y a los amonitas; adquirió grandes riquezas y poder y fue muy temido de las naciones vecinas. Pero enorgullecido también por tantas prosperidades, quiso ejercer los oficios sacerdotales y amenazó al sacerdote que le amonestaba. Obstinado Ozías en su pecado, un día que tenía en la mano el incensario para ofrecer incienso y daba gritos de amenaza a los sacerdotes, fue castigado por Dios con la lepra vergonzosa, que le obligó a separarse del consorcio de los hombres y a entregar las riendas del gobierno a su hijo Joatán. Éste administró con mucha sabiduría la justicia. El sucesor de Joatán fue el impío Acaz que, habiendo abandonado el culto del verdadero Dios, se entregó al de los ídolos y murió deshonrado tras dieciséis años de gobierno.

Isaías Profeta

Bajo el reinado de Acaz empezó a profetizar Isaías. Entre otras profecías, un día dirigió la palabra a toda la estirpe de David y, hablando de la Madre del Salvador, dijo: “El Señor obrará un gran prodigio. He aquí que una Virgen concebirá y dará a luz un hermoso niño que se llamará Emmanuel, esto es, Dios con nosotros”. Con estas palabras el profeta predijo que el Mesías nacería de una Virgen y que habitaría entre

nosotros como Dios.

Isaías siguió profetizando bajo el reinado de Ezequías, sucesor de Acaz, y habló del Salvador tan claramente, que al que leyere sus escritos le parecerá leer la vida de Jesucristo tal como se halla relatada en el Santo Evangelio. No sólo predijo que el Mesías debía nacer de una Virgen, sino también que obraría

grandes maravillas, sería contrariado, oprimido por los de su nación, cubierto de llagas, que su sangre nos salvaría, que se le daría muerte entre dos ladrones y que un hombre rico le daría sepultura. Todas estas cosas se cumplieron en el divino Salvador.

Enfermedad y curación de Ezequías

Ezequías se valió mucho de los sabios consejos de Isaías. Bajo su dirección restableció en todo el reino el orden y la justicia. Dejó libre el ejercicio del ministerio a los sacerdotes, hizo abrir de nuevo y purificar el templo y se esforzó en reparar los daños que su padre Acaz había ocasionado a la Religión. De esta suerte se hizo muy célebre por su piedad. Habiendo caído gravemente enfermo, Isaías fue a visitarle y le dijo que se preparase para la eternidad, porque muy pronto moriría. Pero, como el rey hiciese fervorosa oración al Señor, se le presentó el santo profeta y le dijo que Dios había escuchado sus oraciones y visto sus lágrimas. Y que por esta razón le otorgaba aún quince años de vida. En confirmación de esa promesa, Isaías obró un milagro: hizo retroceder diez grados la sombra del sol en el meridiano.

 
AddThis Social Bookmark Button
luis_fernando_de_zayas Luis Fernando de Zayas y
Arancibia
Prácticas Piadosas

alfonso_menoyo Alfonso Menoyo Camino
Temas para pensar

charlotte_de_maintenant Charlotte de Maintenant
Los montes en la vida de Jesús

 

 


fray_santiago_cantera

Santiago Cantera Montenegro
O.S.B.
Fundamentos


segundo_l_perez

Segundo L. Pérez
El Beato Juan Pablo II y
Benedicto XVI


gonzalo_vera_fajardo Gonzalo Vera-Fajardo
La oración por qué

miguel_rivilla_san_martn  Miguel Rivilla San Martín
 La Eucaristía nos une a Cristo

guillermo_callejo  Guillermo Callejo Goena
 A vosotros los Jóvenes

felipe-barandiaran Felipe Barandiarán Porta
Pinceladas

angel-antonio-requena-20131201

 Ángel Antonio Requena
 Santos del mes
 Libros aconsejados


teofilo_marco  Teófilo Marco
 Llena de Belleza

pando_mikel   Mikel Pando
  Educar con garantías

gonzalez-florez-carlos  Carlos González Flórez
 Actualidad-Punto de vista

  

 

 

 

 

 

Mons. D. José Ignacio Munilla "Opina"

 
  

 banner_suscripcion_tu_medalla_de_regalo

20140401-port-04

Vela SanAntonio

Enviar donativo

Quiero contribuir en esta obra de Apostolado y Caridad, y difundir la devoción a San Antonio.


Donativo a nombre de la Sociedad de San Vicente de Paul en España - Obra "El Pan de los Pobres".